Lasaña sin gluten

Ingredientes:
Para la masa:
300 g de harina sin gluten
1 cucharadita de psilio
3 huevos
1 cucharada de aceite
1 cucharadita de sal

Para la salsa de carne (o ragú):
1 cebolla pequeña
1 zanahoria
1 tallo de apio
1 hoja de laurel
600 ml de tomate frito
100 g de carne picada
100 g de carne de cerdo picada
1 salchicha (o chorizo)
1/2 taza de vino tinto
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Para la salsa bechamel
100 g de mantequilla
80 g de almidón de maíz *
1 litro de leche entera
1 pizca de sal
1 pizca de nuez moscada
100 gramos de queso rallado

* sin gluten y/o contaminación de gluten, verificar la presencia del logo sin gluten o consultar los listados de las asociaciones de celiaquía.

Cómo preparar la salsa de carne (ragú):
Picar las verduras. En una cacerola, calentar una cucharada de aceite de oliva y rehogar las verduras a fuego lento. En cuanto estén ligeramente doradas, subir el fuego un poco, añadir la carne picada y el chorizo o salchicha cortado en trozos pequeños y sofreír bien revolviendo de vez en cuando. Cuando la carne cambia de color y olor, salpimentar. Desglasar con vino tinto. Cuando el alcohol se evapore, verter la salsa de tomate.
Bajar el fuego, tapar y continuar la cocción a fuego lento durante al menos una hora, revolviendo de vez en cuando.
Sazonar con sal y pimienta y terminar de cocinar. Debe ser una salsa espesa y no aguada.

Cómo hacer la bechamel
En una cacerolita, derretir la manteca a fuego lento. Cuando se disuelve incorporar el almidón de maíz gradualmente, revolviendo.
Añadir la leche fría de a poco sin dejar de remover hasta que la salsa espese. Agregar la sal y sazonar con nuez moscada.
Para la lasaña es mejor tener una salsa no muy densa, para poder untar la pasta y dejar que penetre en ella.

Cómo preparar la masa de lasaña sin gluten
En un bol, verter la harina sin gluten y mezclarla con el psyllium o psilio. Hacer un pequeño hueco en el centro y añadir los huevos ligeramente batidos con una pizca de sal de a poco, con ayuda de una cuchara. Las harinas sin gluten absorben gran cantidad de líquido, si los huevos son pequeños es probable que sea necesario añadir un poco de agua. En ese caso, añadir una cucharada de agua por vez, mezclando hasta que la preparación esté unida y compacta.
Pasar la masa a la mesada y amasar enérgicamente. Debe tener la consistencia y flexibilidad de una plastilina blanda.
Cuando la superficie ya no esté pegajosa y la masa esté bien compacta, formar un bollo, cubrir con papel film y dejar reposar durante al menos una hora en la heladera. Se puede hacer de un día para el otro. Luego, estirar la masa sobre una superficie enharinada aplanando el bollo. Podés elegir cómo hacerlo: se puede extender la masa con un palillo bien enharinado, pero también podes utilizar la máquina para pastas. En este caso, la máquina deberá estar perfectamente limpia y no tener el más mínimo rastro de harina con gluten.
Una vez estirada la masa muy fina, cortar en rectángulos de 15×10 cm. Hervir los rectángulos de pasta en agua hirviendo con sal, escurrir cuando estén al dente y ponerlos a secar sobre un paño de cocina limpio. Es recomendable poner a cocer unos pocos a la vez para evitar que se peguen.

Lasaña sin gluten, paso a paso
Ahora que tenés todas las partes de la lasaña lista, llega la hora de montarla. Para ello:
En una fuente para horno 25x 18 cm untar una capa de salsa hechamel y cubrir con un rectángulo de pasta.
Hacer otra capa de salsa bechamel y esta vez colocar encima la salsa de carne o ragú y espolvorear con queso parmesano.
Continuar hasta usar todos los ingredientes (son por lo menos 5 capas de pasta) y terminar con el ragú y un poco de bechamel y queso rallado.
Hornear en horno precalentado a 200 grados durante 35-40 minutos, dependiendo del horno. Si la lasaña se dora demasiado cubrirla con una hoja de papel alumunio .

Notas:
Para hacer la masa más flexible mi madre ha aprendido a utilizar el Psyllium, que encuentra más fácilmente que la goma xantica. El psyllium es una planta de la familia plantaginacee (Plantago psyllium) , cuyas semillas tienen un mucílago que absorbe agua, se hincha y aumenta de volumen. El Psyllium o Psilio es conocido porque es un suplemento de fibra para que se usa en caso de estreñimiento.
El psillyum, como la goma xantica, se utiliza como espesante en la industria alimentaria para la preparación de postres, helados, cremas y otros alimentos preparados .
En los productos de panadería se utiliza en la masa gracias a su capacidad de retener el agua para que sean suaves y evitar que se desmiguen, lo que es ideal para los productos sin gluten.
El psilyum se usa vertiendo 1-2 cucharadas de semillas pulverizadas. Para hacer pan, se dejan disolver en los líquidos previstos en la receta, se lo hace reposar durante 10 minutos y luego se mezcla y se utiliza en la masa .
El producto en Italia se encuentra en herboristas, dietéticas y farmacias, supongo que también en otros países se encuentra en los mismos canales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>